Falsos perfiles en redes, amistades y amores virtuales

Seguramente tienes cuenta en Facebook o twitter o Instagram y probablemente también te habrás abierto en alguna ocasión un perfil en un chat para buscar pareja. Y, también seguramente, has tropezado con perfiles que te han resultado raros y no te han inspirado confianza, con toda la razón. Todas estas páginas cuentan con un equipo importante destinado a detectar estos perfiles falsos y dañinos pero el elevadísimo número de cuentas hace que sea imposible eliminarlas por completo, además, continuamente cambian y abren cuentas nuevas. Tanto redes como chats te dan la opción de bloquear el perfil para que no te moleste más y de denunciarlo para que el administrador pueda eliminar la cuenta. Yo encuentro imprescindible denunciarlo, tú no has caído en la trampa pero puede caer otra persona, dando información a los administradores permitimos que internet sea un lugar más seguro.

Calculan las fuentes autorizadas que hay unos 83 millones de cuentas falsas, parecen muchas pero el anonimato de Internet propicia malas prácticas que, en épocas anteriores, cara a cara no existían.

Existen cuentas falsas que podríamos llamar benignas, se suele tratar de personas solitarias que se inventan una identidad y utilizan las redes para acceder a un afecto “virtual” porque están convencidas de que no lo pueden encontrar en la vida real. He utilizado la expresión “benignas” porque no se pueden considerar buenas por el sencillo motivo de que persiguen una relación amorosa y, sin querer probablemente, causan mucho dolor. Mientras están tecleando respuestas el romance es real pero terminará conduciendo a una desaparición forzosa porque no puede dar la cara (obviamente).

Otro de los motivos para esconderse detrás de una foto que no les corresponde es que son personas con pareja y mediante las redes sociales consiguen una existencia paralela, esto es lo que se ha dado en llamar microinfidelidad, ya que no hay una relación física y parece menos engaño que el llevado a cabo en la vida real.

Como regla general suelen vivir lejos de ti (eso les ayuda a evitar contactos físicos) y buscan intimar muy rápidamente, una vez han intimado son bastante intensos.

En cualquier caso caso si tienes dudas sobre un perfil puedes comprobarlo con Google en https://images.google.com/ , ahí subes la imagen o la url de la foto y, si existe ese perfil en alguna publicación, lo vas a saber. Por otro lado, cuando hagas un nuevo contacto en redes echa un vistazo a su biografía o a sus publicaciones, los perfiles falsos no publican nada que permita ver cómo son ellos o su entorno, se limitan a compartir posts.

También existen cuentas falsas destinadas a cometer delitos o fraudes, creadas por interés económico únicamente.

De forma general estas cuentas fraudulentas se detectan fácilmente:

1.- La foto de perfil suele tener calidad profesional y, con frecuencia, se trata de una persona muy atractiva.

2.- Sus amigos o seguidores no son los que cabría esperar, generalmente todos son del otro sexo y no concuerdan ni el status socioeconómico ni la ubicación geográfica del supuesto titular. Recuerdo un “príncipe” de Emiratos Árabes que solo tenía amigas de República Dominicana.

3.- Sus publicaciones se limitan a cuatro posts copiados, no hay fotos ni opiniones de tipo personal, nada que permita saber de su vida.

3.- Los perfiles falsos que corresponden a bots se reconocen porque casi al momento de admitirlos como amigos o de empezar a seguirlos te envían un mensaje directo con unas frases genéricas que parecen tener sentido pero que suelen estar escritas de forma incorrecta o no vienen a cuento. Si lo quieres comprobar devuelve el mensaje escribiéndole algo como jjjfkdksksugucndjuj. Comprobarás que sigue hablando con “cierta” coherencia.

4.- Suelen pedirte de forma inmediata tu dirección de correo electrónico o tu teléfono. Si no se lo proporcionas insistirá.

Un aviso para inocentes: si parece demasiado bueno para ser verdad probablemente sea mentira y, aunque parece evidente no debe serlo tanto, no debemos dar datos personales a ningún desconocido, tal y como le hemos dicho siempre a nuestros propios hijos.

Tomad nota de que existe la Oficina de Seguridad Cibernética de INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad de España dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, enlace a su web: https://www.osi.es/es, allí podéis encontrar alertas, consejos para proteger vuestros datos y herramientas gratuitas para aumentar vuestra seguridad.

Por último el consejo de los expertos: lo que es delito en la vida real lo es también en la vida virtual e, igualmente, se puede denunciar. De la misma manera lo que no hacemos en la vida real (pasearnos desnudos por la calle, por ejemplo) no lo haremos en la vida virtual porque nos coloca en una posición complicada con facilidad.

Para despedirme os animo, y me animo a mí misma a mantener y ampliar el círculo de amistades utilizando redes sociales y todo tipo de recursos similares, tan solo es necesario un poco de cuidado y sentido común. A pasarlo bien¡

Compartir:

2 comentarios en “Falsos perfiles en redes, amistades y amores virtuales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *