buscar sexo

Aventuras sexuales a partir de los cincuenta

Hoy voy a hacer caso a los que me mandan privadamente la sugerencia de que hable de sexo para los que no tienen pareja, según veo resulta de mucho interés porque se considera un bien escaso y hay necesidad.

Cuando éramos jóvenes creíamos firmemente que la gente de una determinada edad no tenía sexo, ¿cómo iban a tenerlo si tenían un aspecto tan poco agradable?. Ahora hemos llegado a “esa edad” y resulta que nos sigue gustando y nos preguntamos si conseguiremos tenerlo “a pesar de nuestro aspecto”. En todo momento vamos a hablar del “sexo bueno”, es decir, el de calidad, no cualquier cosa.

Está claro que las posibilidades de disfrutar de sexo aumentan si tenemos un buen aspecto y siempre, pero siempre, siempre, podemos mejorarlo, es algo en lo que tenemos que invertir ilusión y esfuerzo, si no tienes ilusión en verte mejor el esfuerzo te va a resultar muy duro. En todo caso, somos más atractivos de lo que solemos creer y como estoy pendiente de que me ayuden en nuevos posts sobre esto está dirigido a personas normales y corrientes.

Si el primer acercamiento lo hacemos en redes puedes leer esta otra entrada https://masdecincuentayvivos.com/buscando-ligue-en-las-redes/ y tendrás que acordar una cita con la persona que has conocido, si la ocasión se presenta en una fiesta organizada o en una salida a un local de ocio ya solo tienes que enfrentar la cuestión.

Contrariamente a lo que se cree generalmente, también hay mujeres que quieren practicar sexo exclusivamente por la satisfacción momentánea, por tanto, en principio, el sexo casual no está excluido en absoluto. Que no esté excluido no quiere decir que sea fácil y que vayamos a encontrar a alguien que nos guste y que, además, esté dispuest@. Esta es la gran cuestión, cómo saber si tenemos oportunidades o no.

Aunque suene sexista la realidad nos muestra que son los hombres los que tienen más dificultades para obtener sexo, como siempre es una regla general, no es de aplicación absolutamente a todos los hombres.

Ellos se muestran partidarios de la pregunta directa y esgrimen dos motivos: primero por economía de tiempo (si reciben una negativa siguen buscando la oportunidad por otro lado) y en segundo lugar porque deja bien claras sus intenciones, no van buscando socializar ni hacer pareja.

Pues escuchando mujeres que podrían aceptar sexo por el sexo en sí mismo, las únicas indicaciones que os puedo dar son:

1.- Comprueba que es receptiva a la cercanía, toca su mano (hombro, brazo,…) ligeramente y acércate un poco, espera a ver su reacción, si se aparta o pone gesto de desagrado mejor te dedicas a otra cosa y no molestas más. Si lo permite y muestra agrado, entonces…te separas¡¡¡¡

¿Para qué?, fácil: para comprobar si ella se acerca ahora a ti, si lo hace…¡enhorabuena!, hay posibilidades de seguir avanzando prudentemente.

2.- Di alguna gentileza (sincera, mejor) pero sobre todo coquetea, no me preguntes porque sabes perfectamente lo que es,tira de ingenio, busca conversaciones superficiales y agradables, muéstrate alegre y sonriente. Solo una llamada de atención importante: si la conversación deriva a confidencias te estás desviando de tu objetivo y entrando en un terreno más propio del que empieza una relación, mantén la superficialidad para evitar malos entendidos.

3.- Deja bien claro que no buscas relación de ningún tipo, esto no solo significa decir esas palabras significa “no venirse arriba” y empezar a hablar de planes juntos o de futuros encuentros. No te tiene porqué contestar de forma inmediata, puede que no sepa o que no se decida, no te pongas pesado porque lo estropeas todo.

4.- No te eches encima de ella, sepárate de vez en cuando, esto te vale para no agobiar (lo más importante) y para comprobar si se acerca ella.

5.- Ahora lo más importante de todo: va a llegar hasta donde quiera y tú no vas a forzar la situación. Eso quiere decir que no tienes ninguna garantía de que la cosa vaya a acabar exactamente como tú quieres, puede que ella quiera algún tipo de estímulo sexual pero no tan completo como tú. Se entiende perfectamente lo que digo, ¿verdad?, y no tienes más opción que aceptarlo y apartarte, igual que tú le pones límites a lo que va a haber entre vosotros ella tiene el mismo derecho.

He escuchado pasmada a algunos hombres que expresan el convencimiento de que si ella ha empezado tiene que terminar. En todo momento ambos sois libres, ninguno de los dos “tiene que” hacer nada, ninguno está obligado a hacer lo que no quiere.

6.- Si todo ha ido bien y ambos decidís continuar ella va a ser prudente y comunicar a algún amigo que va a ir contigo, quizás debes darle el número del móvil o ella envíe fotos de tu matrícula, del portal de tu casa, incluso de ti mismo, estas precauciones son necesarias, no te lo tomes mal y entiéndelo. Si no sois desconocidos probablemente se limite a decirle a algún amigo que va contigo.

7.- VITAL: PRESERVATIVO¡¡¡¡, por ti, por ella, por vuestra tranquilidad, porque ese encuentro no tenga ningún tipo de consecuencia negativa. ¿Sabías que somos las personas maduras quienes menos lo utilizamos?, pues lo que le has dicho a tus hij@s: sexo seguro¡¡¡¡

A partir de este momento puedes abandonarte al lenguaje corporal, si estás volcado en la situación sabrás cómo actuar según vaya respondiendo cada uno al otro. Las únicas reglas las que pongáis vosotros, cualquiera de los dos puede negarse a prácticas que no le gusten o no le resulten cómodas, cualquiera de los dos puede interrumpir lo que estáis haciendo, tú también, por supuesto. Recuerda que NO es NO, que no estáis obligados a NADA, si es ella la que decide dar por acabado el asunto no tienes más salida que amablemente dar las gracias y acompañarla a cualquier sitio seguro al que quiera ir.

También tú puedes decidir acabar con la situación, por supuesto, si, de pronto, no te sientes cómodo, percibes algo que no te gusta o, sencillamente, te encuentras cansado o con sueño, discúlpate e, igualmente, ayuda a que llegue a donde quiera ir. Que te ocurra esto no debería ser ningún drama, el sexo no es un terreno en el que tengas que demostrar nada, se trata de compartir placer con otra persona, no es un examen que tengas que aprobar y con nota.

IMPORTANTE: He hecho un sondeo y hay acuerdo total en una cosa, para tener un momento de intimidad con una persona desconocida (o poco conocida) a solas buscad un hotel, ir a tu casa o a la suya supone un riesgo importante. Por favor, tenedlo en cuenta.

¿Y después? ¿qué hacer después?, parece obvio que habrá algún tipo de conversación, desde aquí espero que sea agradable, en todo caso lo razonable será mostrarse agradable el uno con el otro, si uno de los dos tiene claro que no volverá a repetir habrá que decirlo claramente con todo el tacto posible, algo como “ha sido muy agradable, lo he pasado bien,…” y nada más, en el caso de que el otro proponga repetir habrá que decir que no te parece buena idea o que prefieres que no. Si, por el contrario, vas a querer repetir la experiencia puedes proponerla dejando muy claro de qué se trata, vamos, dejando claro que se trata solo de sexo y de pasarlo bien, que no ves posibilidad de ningún tipo de otra cosa.

Los dos tendríais que estar de acuerdo en que el único nexo de unión que tenéis es una experiencia física. Tanto seamos nosotros como la otra persona la que cambia de opinión y quiere que la relación vaya a más pues…nos hemos equivocado de guión y ya veremos si hay posibilidades, en principio pocas, no porque lo diga yo sino que es una cuestión de estadística.

Que tengáis mucha suerte, que paséis buenos momentos y el respeto es siempre parte de estos buenos momentos. Hasta la próxima¡

Compartir:

2 comentarios en “Aventuras sexuales a partir de los cincuenta

  1. Si se me permite, tras leerlo, quisiera dar algún consejo .
    Muchas veces puedes tener relaciones con alguien, el mismo día de conocerlo en persona, pues en ocasiones el morbo es así. Es fundamental tener algún amig@ de confianza al que le facilitaremos el móvil de la otra persona, luego el lugar de tener sexo, que sea en un hotel o en algún lugar de horas, porque lo que jamás hay que hacer es meter a alguien en tu casa o ir a casa de un desconocido. En un momento de necesidad, una voz en un hotel la escuchará alguien. También es recomendable no ir a ese encuentro ni con altas expectativas ni con bajas, pues puede ser la mejor experiencia de tu vida o la peor. !!Protección siempre!! Esta genial el calentón o el morbo, pero que no traiga fatales consecuencias. Y sobre todo también, siempre tener alguna información más de la persona con la que te vas a acostar..A fin de cuentas vais a compartir fluidos no? Pues no tiene nada de malo, que te faciliten más datos…Modelo de coche, matrícula o algún datos más personal. No olvidar nunca que no sabremos de primeras, a quien nos vamos a encontrar. Gracias

    1. Muy inteligentes tus observaciones, quizás debería haber particularizado más en lo de un encuentro sexual al momento de conocerse, a la primera vez que se ven. Tienes toda la razón con lo de que no se debe meter a un extraño, hombre o mujer, en casa. Gracias por apuntarlo, retoco el post con tu aportación. Me permites que te pregunte qué precauciones guardáis los hombres?, si fueras tan amable de decírmelo sería estupendo. No quiero abusar de ti pero me importa mucho tu opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *