Cualquier amor mejor que sin amor

¿Cualquier cosa nos vale?, Carmen Posadas escribe que el amor después de los cincuenta es un naufragio, cualquier romance es una tabla de salvación. Honestamente, creo que no, desde el más profundo convencimiento creo que esto no es cierto.

En ningún caso voy a hablar de relaciones tóxicas o violentas, ese tema es tan serio que no me atrevería nunca, me limitaré a comentar lo que me habéis ido contado en privado a ver si, así, encontramos una respuesta, cada uno la suya.

He encontrado quien es partidario de asumir que el amor a determinadas edades no supone pasión pero supone una agradable compañía, alguien con quien compartir tiempo libre, pasar las vacaciones, acudir a las fiestas familiares… pero, sobre todo para ellos, supone sexo y, sobre todo para ellas, seguridad. Tanto hombres como mujeres que apoyan esta opinión están convencidos de que una gran historia de amor es, fundamentalmente, un guión de una película, la vida es más simple. Todos ellos sacan la conclusión de que compensa con creces a la vida sin pareja. Uno de los inconvenientes que tienen estas parejas que se adaptan a lo que hay es que, en algunas ocasiones, surge la infidelidad, sin embargo esa infidelidad es, en la mayoría de los casos, solo una fantasía y no suele llevarse a la práctica. Quiero mandar un mensaje de tranquilidad porque cuando estas personas son infieles no se plantean poner en peligro su pareja ni, mucho menos, romper la relación porque están felices.

En el lado opuesto están lo que siguen solos porque entienden que solo se puede estar en pareja bajo un estado de profundo y apasionado enamoramiento, como no es fácil encontrarlo, por regla general, están solas y felices en esa situación. Si están tan contentos ¿dónde está el problema?, en que las emociones nos desbordan a todos en algún momento y los desengaños de pequeñas historias amorosas hacen demasiado daño por la intensidad que ponen en esas ocasiones. Una vez se reponen de estas frustraciones continúan con su vida de forma satisfactoria…hasta la siguiente.

Hay unos pocos, menos de los que parece, que se encuentran en pareja y enamorados o se encuentran solos e íntimamente satisfechos. Parece el punto ideal, aquí no queda más remedio que desvelar el secreto: estos dos últimos grupos son los mismos, es decir, de personas que están felices solas se consiguen parejas con un profundo enamoramiento. Esto parece ser el resumen de LO IDEAL pero igualmente hay felicidad en situaciones que no son ideales, sencillamente a los protagonistas les parece bueno.

Os deseo lo mejor, como siempre, un abrazo

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *