Me ha dejado

Me ha dejado mi pareja, ¿volverá?

Me ha dejado mi pareja, una confesión dolorosa que lleva inmediatamente a plantearse “¿volverá?, no puede haberse olvidado de tantos sentimientos y tantas experiencias juntos”. Da igual si la relación es de seis meses o de seis años, es recurrente preguntarse si habrá reconciliación.

Estamos poniéndonos en el caso de que somos nosotros los abandonados. Antes de la ruptura ya había malestar, problemas, discusiones o, sencillamente, había aparecido la indiferencia del otro así que, cuando ocurre, ya nos lo esperamos. Eso por regla general pero he hablado con bastantes personas que no se esperaban tal cosa, también ocurre.

Una vez nos dejan claro que “esto se ha acabado” olvidamos esa última etapa tan dolorosa y recordamos los buenos momentos, está muy bien recordar lo bueno, pero no en esas circunstancias ya que solo añade dolor. Una segunda consecuencia de esta idealización de la relación de pareja es el convencimiento de que hubo un gran amor y muchas experiencias maravillosas e, incluso, a veces se instala la idea de que nuestra ex-pareja no volverá a disfrutar en ninguna otra relación tanto como en esta, la que ha tenido contigo.

No podemos saber si tu ex-pareja va a volver contigo pero sí podemos preguntar a quienes han dejado voluntariamente una relación si volverían con la persona a la que han dejado. He hecho un sondeo que ha durado varios días y una encuesta en Twitter. Lo más claro, es la estadística porque es demoledora.

Como ves solo 7 de cada 100 volvieron y les fue bien, esa es una probabilidad muy baja, un porcentaje mucho mayor volvieron a la relación y la abandonaron por los mismos motivos y, finalmente, la mayor parte ni siquiera se lo plantearon.

La mayoría de los “abandonados” sienten que lo que ha habido entre la pareja (ahora rota) es demasiado importante e intenso como para que el “otro” lo haya olvidado. Si se le pregunta al que rompió la relación te dirá; “estuvo muy bien pero ya pasó”,  su recuerdo es frío y distante, ya no le produce emociones fuertes, por regla general está enfocado al futuro y no dedica ya tiempo ni energías a la relación.

Con estos resultados no parece razonable quedarse esperando la vuelta de nadie, mejor pasar el trance lo antes posible y, para eso, es necesario que des por perdida la relación y pases a la siguiente fase.

Todo esto, claro está, depende en cada caso y, por supuesto, hay excepciones (hasta en la encuesta, que es muy negativa, hay quien ha retomado la relación con éxito) pero no son frecuentes. Añadir que en los casos de reconciliación con éxito había un elemento común: los problemas eran muy concretos, no era una situación de desilusión generalizada.

Sea como sea, aunque exista la posibilidad remota de que vuelva por donde se ha ido, no es buena idea “quedarse esperando”, lo mejor va a ser que te rodees de amigos o familia y sientas que se te quiere,  de momento quizás no puedas hacer más para aliviar los sentimientos heridos pero permanece en esa situación el menor tiempo posible y, en cuanto puedas, ponte a hacer planes nuevos.

Para los que somos maduros hay un pensamiento negativo añadido, la preocupación por si habrá otra oportunidad, el temor de que hayamos perdido el último tren. Que te hundas o no en estos pensamientos va a depender totalmente de tu actitud, el mundo está lleno de hombres y mujeres como tú que están solos y están deseando compartir su tiempo y sus ilusiones. Que creas en ello o no, repito, depende de ti y que consideres que no vas a encontrar nadie como él/ella es una forma de interpretar la realidad, hay otras interpretaciones, tú eliges.

Aunque no debería me voy a permitir dar una opinión personal, creo firmemente que cuando las intenciones son honestas siempre encontrarás gente con la que compartir emociones, quizás sean hombres/mujeres que no te parezcan especialmente atrayentes pero…dales una oportunidad y a ver qué pasa. Con eso no estoy pretendiendo que salgas inmediatamente a buscar pareja, dicen los expertos que no es bueno, sino que mantengas la creencia de que detrás de esta pareja rota habrá, probablemente, otra.

Un abrazo y suerte

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *