amor desde el móvil

Parejas felices y virtuales

Son tantas las relaciones virtuales felices que no queda más remedio que dedicarle un rato.

¿Se puede ser feliz con un amante virtual?, ¿se puede ser feliz con una relación que no sale de las redes?. Pues la respuesta es que SÍ, me han contestado que sí tantas veces que no puedo dar otra respuesta.

Se conocen en las redes y no salen de ahí, en muchos casos, se intercambian los números de teléfono y hablan directamente, a veces ni siquiera eso y siguen por messenger o similar, las ideas van directamente del corazón al teclado y de esa pantalla a la del amado o amada. Resulta romántico y recuerda las novelas antiguas donde los enamorados estrechaban los lazos por cartas y ayudados por algún retrato o foto. Pues esto es así tal cual.

¿Es bueno?, ¿es malo?, pues,como casi todo, depende. En muchas ocasiones ninguno de los dos tiene ganas de comprometerse y entonces resulta la solución ideal. Cada noche, por regla general, cuando llega el momento de descansar se oye el sonido de la notificación y comienza el diálogo. Se llaman por apelativos cariñosos y se interesan por el día del otro del que ya saben su vida y milagros. De esta manera día a día van uniéndose y mostrándose un afecto tan real como si se tuvieran enfrente, para ellos el enamoramiento es tan real como el de cualquiera, para los demás es algo difícil de entender porque, como todos los enamorados, ellos viven en su propio mundo.

Son tan populares estas parejas de ciber-enamorados que hay gran cantidad de personas maduras que se crean un perfil o una cuenta con el único objetivo de trabar una relación de ese tipo. Hace poco me comentaba una conocida de Facebook que un señor que vivía en Hispanoamérica era muy atento, incluso insistente, con ella, que coqueteaba y le mensajeaba continuamente, no sabía qué podía pretender teniendo en cuenta la distancia entre ellos, pues muy fácil: quiere una relación virtual.

Los sentimientos son absolutamente reales aunque la relación no lo sea, esto es lo más difícil de entender pero es así, todo tipo de emociones circulan por la fibra, ternura, deseo,… Para muchos y muchas es más que suficiente, son felices y hablan de ellos como si fueran su pareja en el sentido tradicional, vamos que hay una relación…pero no.

Si lo quieres llevar al mundo real es cuando puedes encontrar dificultades, de hecho lo más normal es que resulte muy difícil y eso es así porque, en muchísimos casos, nos encontramos con que la realidad no tiene nada que ver con lo que hemos esperado, puede que no sea ni siquiera la persona que figura en la foto o que esté comprometido… si te interesa puedes pinchar en este enlace: https://masdecincuentayvivos.com/amistades-y-amores-virtuales/ .

Pero aquí de lo que se trata es de una relación que solo transcurre en redes, si valoras bien lo que supone de positivo y de negativo para muchas personas ha sido una opción y se han sentido queridos y acompañados, en la mayoría de los casos tienen claro que la realidad no va a ser tan buena como la virtualidad, ese es el motivo por el que frecuentemente se quedan ahí, en la red.

En resumen, si te hace feliz, adelante. No tienes porqué explicarle a nadie lo que sientes y el porqué lo sientes, basta con que te encuentres a gusto con ello, si los demás lo entienden o no es un problema.

Te deseo lo mejor, lo encuentres donde lo encuentres, disfruta de todas las oportunidades que se te presenten y cuídate mucho. Hasta otra.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *