citas desastrosas

¿Por qué salen mal las citas con mujeres?

¿Por qué salen mal las citas con mujeres?, esa pregunta es continua en privado y en redes, incluso hay quienes lanzan esa pregunta al aire porque es una constante, siempre les pasa, es la historia más común en su vida. Por regla general nadie les contesta la verdad, veo continuamente que se les “ayuda” diciéndoles que ellas se lo pierden, que esas mujeres no merecen la pena, que las mujeres somos unas interesadas… Pues esto no es una ayuda y por esa razón vuelve a pasarles una vez detrás de otra, este post pretende ayudar pero de verdad, aunque resulte poco agradable de leer. La mayor parte de lo que nos ocurre de forma habitual tiene su origen en nosotros mismos, eso como normal general y aquí se cumple también, como no podía ser de otra manera.

Si escuchas el relato de las citas por boca de las mujeres que han decidido no volver a salir con un hombre te das cuenta de que el resultado no podía ser otro, en muchos casos han acabado la cita dignamente pero solo por educación.

Si te estás preguntando por qué no salen bien las citas te estás olvidando del punto positivo fundamental: si estuvo de acuerdo en salir contigo de alguna manera le gustabas. Partías de un punto positivo, recuérdalo. Esto, obviamente, se aplica a hombres y mujeres pero hoy os voy a revelar lo que ellas cuentan.

No quiero utilizar los puntos 1, 2, 3… porque me han dicho que queda muy frío pero aún así tengo que dar un orden a los resultados que he obtenido. Piensa que todo lo que escribo a continuación no es una crítica feroz sino una lista de comportamientos que hacen que fracases y, una vez los conozcas, puedes evitarlos para conseguir mejores resultados.

En primer lugar uno de los motivos más habitual es que durante la cita no demuestras un interés real en la mujer que tienes enfrente, sé que piensas otra cosa, que estás convencido de que le has puesto mucha ilusión en que salga bien solo que, frecuentemente, no es verdad. Si te preguntas en qué lo notan te respondo: has hablado de tu ex, de otras mujeres que te han gustado…, cuando hayas hecho varios comentarios al respecto tu cita se ha convencido de que has salido con ella porque no podías salir con otras que te gustaran más. Final malo.

El segundo motivo es hacer una crítica general contra las mujeres, esto no es que lo hagas por machismo o por molestar, lo haces incluso con humor pero te muestra como alguien sin éxito ninguno con el otro sexo y la mujer que tienes enfrente no va a ser la “tonta” que te haga caso cuando no te lo hace nadie. Cuidado con estas bromas si ocultan una decepción detrás de otra, se nota mucho.

Las mujeres somos independientes y no tienes porqué invitar tú a cenar o a las copas, eso está claro, pero no hagas alarde de ello, presumir de que no invitas, que no acompañas a su casa o de que pagas a medias, es decir, darle tanta importancia al asunto hace que la chica con la que hayas salido interprete que no merece la pena ningún esfuerzo.  La mayoría de las mujeres entendemos la actitud de cada uno paga lo suyo o lo de nadie acompaña a nadie a casa, otra cosa es que nos lo presenten como si fuera un gol que nos han colado. Aclararte que esto se puede interpretar como “ni invito ni te acompaño, so lista”. Sé que quieres decir otra cosa pero suena así.

Otra de las causas más habituales es dar por hecho que una salida implica un contacto íntimo, eso no es así nunca, puede ocurrir o no y eso no quiere decir que no hayas gustado,  puede ser, sencillamente, que necesita conocerte mejor o tener más contacto contigo. Si haces el intento y no te sale procura disimular la frustración, esa mujer no está obligada a nada, pero, mejor, no te hagas la idea de lo que va a pasar y así vas con más cuidado. En caso de que no te merezca la pena salir más veces con esa mujer porque crees que va a ser mucho esfuerzo, entonces, la verdad, es que ella tampoco te gusta demasiado y la cita ha salido mal porque “no os habéis gustado lo suficiente mutuamente”.

Finalmente, dejarte claro que esa mujer no es tu amiga de toda la vida, ni tu prima, ni ninguna mujer cercana a ti, es una persona a la que quieres gustar así que sobra que le cuentes todos los sufrimientos de tu vida, ha salido a divertirse contigo, no es tu consejera ni tu terapeuta, saca lo mejor de ti mismo y lo pasaréis bien los dos. Eso no supone mentir, supone que pones de tu parte para que lo pase bien y esperas lo mismo de la otra parte, se llama consideración: has salido conmigo y espero que lo pases bien.

En resumen, los requisitos para que salga bien una cita son: que te guste realmente la mujer con la que sales y que tengas claro que habéis salido a divertiros y no a soltar rabietas y amarguras. Cumpliendo unos requisitos tan  sencillos tus citas cambiarán radicalmente, serán mucho más agradables y te harán más feliz.

Yo, desde aquí, te mando un abrazo y te deseo lo mejor, hasta la próxima

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *